¿Cómo hacer para navegar en la complejidad diaria?

 

El estrés en el entorno de trabajo es cada vez más frecuente, y supone la segunda causa de baja laboral en la Unión Europea.

Hay suficiente evidencia científica de como el estrés puede tener un efecto directo en nuestra salud física y mental.

El estrés continuado, tiene un impacto degenerativo en nuestra estructura, nos envejece, destruye conexiones neuronales, nos modifica estados de ánimo y crea enfermedad en nuestro cuerpo.

Sabemos que los aspectos externos e internos afectan a nuestro estrés, pero la llave para poder gestionarlo está en nuestras manos.

A continuación, te comparto alguna reflexión en base a mi investigación en la materia:

1) Toma el control de tu agenda. Invierte tiempo en planificación semanal que te dará sensación de mayor control. Deja huecos para imprevistos y revisa al final de la semana como has gestionado tu tiempo y aprendizajes.

2) Incorpora 2 micro-pausas al día, para respirar y ser consciente como estas.

3) Empieza tu día con alguna práctica saludable. Por ejemplo 20 minutos de ejercicio y/o meditación, lectura de tus propósitos para ese mes, registro de cosas buenas que te sucedieron el día anterior.

4) Dale perspectiva a la situación. Toma distancia de los problemas para tener una visión más sistémica. Comparte con otras personas que te puedan aportar otro enfoque.

5) Piensa que todo es efímero. Acotando esa sensación en el tiempo, poniéndole una fecha de finalización, le transmitirás calma a tu cerebro.

6) Permítete poner límites para comprometerte a objetivos realistas.

7) Recicla tu energía. Incorpora momentos en tu día con actividades y personas que te aporten energía. 

8) Por último cuida el espacio físico que te rodea. Los lugares ordenados, sin ruido, con naturaleza, tienen el potencial para estimular el sistema parasimpático y
devolvernos serenidad.

Si deseas seguir evolucionando como persona y quieres empezar a entrenar tu cuerpo y tu mente para vivir una vida más plena y saludable, contacta con nosotros en “The Feel Well Method”